NYFW is here

This is just a taste of the beginning of NYFW SS18.

The closing designer of the first day is none other than Tom Ford.

This man is talented beyond words. His eponymous label has always been trendsetter and wonderful, but this collection has a different sense to it.

You’ll see what I’m saying after you see Gigi Hadid in a draped Barbie-like gorgeous pink-lilac body hugging dress, with the metallic sleeves.

So feminine, so elegant, so chic.

Be ready to love it

An “Under the Sea” collection

The masterminds behind Marchesa, Georgina Chapman and Keren Craig, have always been known not to follow trends, but to remain in the Marchesa world and build from there.

There have been so many interesting things, but they always put their money in collections that are feminine, delicate, and with so much work on them.
Those are also mostly evening and big events clothing, not your everyday pant suit deliveries.
Not that it was stated by them, but mostly my idea of the collection, they seemed to be inspired by mermaids and the fantastic world of the sea.
The gowns were, most of all, in sheer iridescent lavender, pink, blue and green; except for those gold, silver and black lamé figure hugging dresses, and some grecian-roman inspiration too.
It is another bet on a soft, sweet, breezy Spring-Summer 2017, and some obvious presence on the Red Carpet.
Then again, these collection is so beautiful that I would use any of these dresses to be sitting in my house, like reading.

20 years of Lhullier

Monique Lhullier started 20 years ago in bridal fashion. Her creations stunned everyone at bridal Fashion Week, every time.

Six years later, the designer wanted to give her talent a try with ready to wear collections, and here we are 20 years later talking about her very girly, very feminine, playful and sensual clothes.
Let’s face it, most of them are great dresses to be used as a wedding guest, or as an incredibly stylish bridesmaid. They have a lot of craftsmanship into them, and in their subtlety, are very delicate due to the fabric, beadings and laces. In this case, there are even some feathers.
Lhullier is betting on a very pastel Spring Summer of 2017, with bows all over. And I’m guessing we’ll be seeing a lot of these on the Red Carpets to come.

Athleisure at its best

Alexander Wang has been considered the prince of NY fashion.

With his eponymous label and with collaborations, the man leaves a indelible trademark on everything he touches.
Adidas, considering the fact that for the last years athletic gear mixed with casual everyday wear has been on the rise, snatched him for a new capsule, with a twist.

Yesteday, Madonna and her family were wearing the clothes created by Wang at his show in NYFW, and there even was a way to get yours, around New York City. Obviously, it was meant to be seen by all, accesible to a very few, since the caravan would be constantly moving and people had to catch up with it.
The trick that has everyone talking: The threefold and the stripes are upside down.
Adidas has twisted its worldly known logo for Alexander Wang.
And there’s a weird, abstract video that shows pieces of confidentiality documents, and email prints, to tease the launch of the campaign which is far from a surprise since he got the Ciccones to wear it.

Watch it here: Alexander Wang by Adidas

NYFW 2013

Por fin, empezamos a ver la mezcla que tendremos durante la primavera-verano, del año que viene. Es importante considerar que las tendencias, aunque pueden tener una línea en todo el circuito de la moda, también en cada ciudad pueden ser distintas pues la visión de la moda resulta distinta, aunque nadie quiera aceptarlo.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.


En el caso de Nueva York, la tendencia principal son los cortes muy soimètricos, con colores brillantes, como naranja, amarillo y turquesa. Nos alejamos de los pasteles de esta temporada pasasa, del azul marino y del verde botella con el que vivimos durante este otoño-invierno. También se elimina un pcoo el barroco de las prendas, para dar paso a un diseño minimalista, sencillo y simétrico. Es el procedimiento normal del movimiento de la moda. Los colores estridentes nos recuerdan a la década de los 90, al igual que los cortes. Me gustaría no adelantarme, pero creo que daremos un salto 20 años atrás, a los looks noventeros de colores neón y mútiples capas de ropa. Espero que hayan tenido la precaución de conservar en su clóset alguna prenda del tipo, pues será elemento preciado vintage. Si no, les recomiendo que vayan a la tienda de grupo Inditex que prefieran, Mango o H&M.
Claro, debí haberlo previsto con el ataque de los estoperoles en pico, pues anunciaban el regreso de lo punk grunge: un poco de eighties+nineties.
Ojo, el peplum apenas está empezando a tomar altura, mientras que los flequillos (propios de los años 20) van en declive, pero ninguna de las 2 tendencias quedan fuera de esta nueva temporada, así que no se adelantes a desaparecerlas de sus guardarropas. El cuero, el encaje y las transparencias, siguen teniendo un lugar iomportante, AGAIN keep that stuff.

Lo de las líneas y cortes simétrocs ha inviadido hasta las líneas románticas en exceso como Carolina Herrera, Badgley Mischka,

Recuerdan la forma noventera de mostrar medio abdomen entre un top normal y una falda o pantalón hasta la cintura, circunstancia que resulta muy poco favorable para la gran mayoría? Pues felizmente, ha vuelto. Tendremos la oportunidad de verlo mucho, pero principalmente en DKNY. Mientras que Calvin Klein y otras marcas, optaron por darle nueva vida al bra por fuera, que fuera tan famoso durante los noventa creado y enaltecido por Jean Paul Gaultier.
Es importante notar que llevamos ya varias temporadas con el culotte como parte de un traje con saco, mezclando femeneidad al máximo, con un toque masculino muy claro. Y no parece disiparse pronto. Es un buen look que le da un refresh al clásico traje de vestir femenino, pero que aún no ha logrado infiltrarse como un buen outfit de trabajo. Es probable que esa sea la razón por la cual los diseñadores insisten con él.
Marc Jacobs insiste en una silueta mucho mas sixties, acentuándola con líneas horizontales, verticales y onduladas. En Marc by Marc Jacobs, parece que se introdujo de cabeza en las imágenes de los años 50, post guerra. Muchos colores, demasiadas capas y una mezcla exagerada, además de los paliacates en la cabeza. Para empezar, las líneas no son amigas e todo tipo de cuerpos, misma situación con el  exceso de colores y texturas. Creí que con su demostración en Marc Jacobs, a pesar del abuso de las líneas, estaríamos por ver colecciones menos extravagantes, pero es probable que no. Aún queda por ver la de Louis Vuitton en París, en un par de semanas.

Tommy Hilfiger fue otro que insistió con el exceso de líneas en sus diversas modalidades. Algunas líneas son aceptables, simepre y ciuando se combinen con tonos sólidos para no saturar el look pero, al parecer esa sensatez ya no forma parte tan clara de la moda.

Me permitiré hacer un pequeño paréntesis y hablar de la colección de Oscar de la Renta, en particular de sus vestidos de noche. Siempreha sido un diseñador muy femenino, y aunque en esta colección haya exagerado con las aplicaciones de flores y los colores fucsia y azul eléctrico, los vestidos de falda en corte A, cortos por el frente, y un poco más largos por la parte de atrás, son de lo más bonito que he visto. Aunque claro, sigo teniendo mi ideal en Giambattista Valli.

Una vez más, Proenza Schouler muestra muy poco interés en lanzar colecciones verdaderamente comerciales o simplemente ponibles, casi siguiendo el cue d Nicolás Ghesquiere de Balenciaga. Los cortes y el diseño son buenos, pero el resto no concuerda con la idea creativa, es demasiado exagerado. It’s an overstatement.

Ralph Lauren, el maestro de la moda americana, sigue inspirándose en el viejo continente para su creaciones. Claras influencias francesas y españolas llenan la coección primaveral del diseñador, y no de manera muy sutil. grandes mangas abombadas “jamón”, toreritas, sombreros andaluces y largas faldas en negro y rojo sangra, a la par de boinas afrancesadas, mascadas al cuello y vestidos boho chic, muy barrio latino parisino. Nada realmente sorprendente y si lleno de clichés.

Mención aparte merece Zac Posen, pues contó con el apoyo de sus amigas super modelos como Karolina Kurkova y Naomi Campbell para presemntar una colección ultra femenina, sencilla y ligera, llena de vestidos frescos ajustados  a la silueta, con estampados florales y faldas de tul, sin exagerar y si tomando elementos muy clásicos que acentúan las nuevas tendencias.

 

En el pasado…

What’s all about